Santiago, 28 de noviembre de 2008.- La organización internacional de conservación marina OCEANA, rechazó la iniciativa del Gobierno de ayudar económicamente a la industria salmonera, a la vez que llamó a transparentar la magnitud, naturaleza y criterios del apoyo financiero que dicho sector recibe de parte del Estado por éste y otros mecanismos.

La Presidenta Bachelet anunció ayer en la cena anual de ENADE una serie de medidas para apoyar financieramente a las empresas salmoneras. Entre otras, dispuso una nueva garantía Corfo para los créditos bancarios del sector, bajo la cual se garantizará hasta un 60% de sus créditos. 

A juicio de la organización, son las empresas las que deben asumir los costos ambientales y sanitarios que generan, sin trasladarlos al Estado y, de esa manera, al resto de la población. “Este plan de apoyo financiero demuestra que la industria salmonera no es sustentable ambiental ni económicamente.  Los problemas de solvencia por los que atraviesa no tienen que ver con la crisis financiera global, sino con los graves impactos ambientales y sanitarios que ellos mismos han provocado. Son estos los factores que han implicado el cierre de numerosos centros de cultivo y la disminución de sus ventas en mercados que toman cada vez más conciencia de las condiciones en que estos salmones han sido producidos”, señaló al respecto Alex Muñoz, Director Ejecutivo de Oceana.

Asimismo, la organización llamó al Gobierno a transparentar la totalidad de aportes que la industria del salmón recibe del Estado.  “El sector salmonero recibe ayuda financiera del Estado a través de varias fuentes, a pesar que esta industria no cumple ningún rol crítico para el país que justifique tal intervención pública. Llamamos al Gobierno a transparentar la magnitud y naturaleza de dichos aportes, así como los criterios que se han considerado para privilegiar a los salmoneros por sobre otros sectores productivos tanto o más rentables económica y socialmente”, recalcó Muñoz.  A juicio de Oceana, el Gobierno debe dejar de promover la expansión de la industria salmonera e impulsar, en cambio, un proyecto de desarrollo regional que respalde actividades como el ecoturismo y la pesca artesanal, que no sólo tienen un gran potencial para generar empleos sino que también pueden ser sustentables ambientalmente.

Por otro lado, Oceana precisó que la industria salmonera debe asumir con sus propios recursos la implementación de medidas para reducir el uso de antibióticos en sus cultivos. “El uso excesivo de antibióticos en la salmonicultura es uno de los mayores problemas de los que debe hacerse responsable este sector. Es imprescindible que la Mesa de Trabajo del Salmón recoja nuestras propuestas, prohibiendo el uso de antibióticos de la familia de las quinolonas, así como el uso preventivo de los demás antibióticos. Es necesario, además, que se limite la densidad de salmones por jaula para mejorar las condiciones sanitarias del cultivo”, puntualizó el Director de Oceana.

Más información

Annelore Hoffens - Comunicaciones Oceana

02-7957140 / 09-79598865

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

You have no rights to post comments

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top