El pasado jueves 9 de Julio, el Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina aprobó la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas. La Fundación Patagonia Natural, como ONG miembro de PRICTMA (Proyecto REgional de Investigación y Conservación de Tortugas Marinas Argentinas), celebra esta importante medida.

 

Mediante Boletín Oficial, el pasado 9 de julio de 2010 el Congreso de la Nación ratificó por Ley Nacional 26.600 (ver B.O. Núm. 31.940 del 8/7/10), la "Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas" (CIT), adoptada en Caracas (Venezuela) en 1996 y de gran importancia para los países que son parte del corredor Atlántico Sur, como la Argentina.

La Convención surgió como parte de un esfuerzo regional para proteger las tortugas marinas ante la proliferación de actividades humanas que las pusieron al borde de la extinción como la degradación de playas de desove, la contaminación marina, la pesca incidental y el calentamiento global. La Convención es el único tratado internacional de los países del Hemisferio Occidental dedicado exclusivamente a las tortugas marinas, en el cual se establecen parámetros para la conservación de estas especies y de sus hábitats.

Principalmente este instrumento regula la obligación de los países firmantes de tomar las medidas apropiadas y necesarias para la protección, conservación y recuperación de las poblaciones de tortugas marinas y de sus hábitats en su territorio y en las áreas marítimas respecto a las cuales ejerce soberanía, derechos de soberanía o jurisdicción. Algunas de sus medidas son la prohibición de captura, de retención o muerte incidental, de comercio doméstico de las mismas, de sus huevos, de partes o de productos, entre otras.

Asimismo, la CIT constituye una valiosa herramienta para promover y mejorar los esfuerzos de investigación y conservación de tortugas marinas a escala regional y de manera integral entre los países firmantes. Para ello, la CIT reúne a diversos sectores involucrados en la conservación de las tortugas marinas como el pesquero, el ambiental y las áreas de Gobierno relacionadas a fin de consensuar criterios de protección y de mitigación de impactos sobre la especie; implementar mecanismos de prácticas sostenibles con las comunidades costeras; y llevar adelante investigaciones que permitan un mayor y mejor intercambio de información por parte de los países parte de la CIT; fortaleciendo la cooperación internacional y promoviendo el compromiso recíproco.

Cabe destacar que la aprobación de esta Ley se produce luego de tres años de gestiones, lideradas por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación (SAyDS) y las organizaciones que forman parte del PRICTMA, (Programa Regional de Investigación y Conservación de Tortugas Marinas de Argentina), entre ellas la Fundación Patagonia Natural.

Las tortugas marinas en el Mar Argentino

A parir de las investigaciones promovidas regionalmente por las instituciones que conforman PRICTMA, durante los últimos cincos años, se ha corroborado la importancia que tiene el Mar Argentino como zona de alimentación, desarrollo y corredor migratorio para al menos tres de las siete especies de tortugas marinas que existe en el mundo. Estas son la Tortuga verde (Chelonia mydas), la Tortuga cabezona (Caretta caretta) y la Tortuga laúd (Dermochelys coriacea). Las tres especies están "bajo amenaza" según el Libro Rojo de de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

(Ver: http://assets.panda.org/downloads/tortugas_sept_2006.pdf)

Estas características las hacen muy sensibles a los impactos humanos y a los desequilibrios de su ambiente. Las tortugas marinas no solo son víctimas de la caza con fines comerciales, sino que reciben el alto impacto de la contaminación producida por los residuos urbanos que van a parar al mar. Es habitual encontrarlas en grave estado, o muertas, por la ingesta de bolsas plásticas que ellas confunden con medusas. Como tantas especies, las tortugas marinas están en riego por las acciones y por las omisiones de los seres humanos.
Por estos motivos, resulta de vital importancia la entrada en vigor en Argentina de la Ley 26.600, (completando el conjunto de países parte del "corredor Atlántico Sur" por donde transitan estos animales durante su migración), para comenzar a articular esfuerzos en estrategias a escala regional para la conservación de estas especie en el marco de la CIT.

You have no rights to post comments

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top