A menos de una semana de que comience en Cancún una nueva conferencia de la ONU sobre cambio climático, en el cual la comunidad internacional debatirá cómo reducir las emisiones y paliar el calentamiento global, la Organización Mundial de la Meteorología (OMM) dio a conocer su informe anual, en donde propone que la carga de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso -los principales gases de efecto invernadero- han aumentado en un 27,5% entre 1990 y 2009, y en un 1% entre 2008 y 2009.

Desde 1750, el CO2 aumentó en un 38% a causa de las emisiones de la quema de combustibles fósiles, la deforestación y el cambio en el uso de la tierra. En cuanto al metano, que es el segundo gas de efecto invernadero más importante, su concentración en la atmósfera aumentó un 158% desde 1750, debido al crecimiento de las emisiones procedentes de las actividades humanas, como la cría de ganado, el cultivo de arroz, la explotación de combustibles fósiles y los vertederos.

Según los analistas el calentamiento de la Tierra podría verse afectado por un aumento de las emisiones de metano en las regiones árticas, lo que es motivo de gran preocupación para la organización, debido a que el permafrost –la capa de hielo permanente en la superficie de las regiones septentrionales- contiene grandes reservas de carbono orgánico y de clatratos de metano, por lo que un derretimiento de este pueden dar lugar a la emisión de grandes cantidades de metano a la atmósfera, lo que contribuiría aún más al calentamiento de la Tierra.

You have no rights to post comments

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top