La secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, ha presentado hoy en Madrid el borrador del Plan Estratégico del Patrimonio Natural y la Biodiversidad que estará sujeto a consulta y participación hasta el 15 de febrero de 2011. El instrumento de conservación y uso sostenible del patrimonio natural, y de la biodiversidad planteará integrar una fiscalidad verde y convertir las ayudas y subsidios “perjudiciales” para la naturaleza en elementos “incentivadores” para su protección y conservación.

Con un presupuesto estimado de 750 millones de euros para los seis años que estará en vigor, el Plan Estratégico del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, recogido en la Ley 42/2007 de 13 de diciembre, integra los compromisos adquiridos por España en el ámbito global, de la Unión Europea en materia de conservación de la biodiversidad, en coherencia con el Plan Estratégico de la Convención de Diversidad Biológica (CDB) aprobado recientemente en Nagoya (Japón), y de la futura estrategia europea en materia de biodiversidad.
 

“Contamos con un marco de referencia claro y avanzado, en un momento especialmente optimista, pero queda mucho por hacer”, ha señalado Teresa Ribera que ha recordado que el Plan es “absolutamente capital”. El principal objetivo del Plan es “detener la pérdida de biodiversidad y la degradación de los servicios de los ecosistemas y afrontar la restauración”, ha recalcado la secretaria de Estado.

El Plan, que contará con nueve metas y 37 objetivos, abandonará el ámbito local para implicar a las comunidades autónomas. El documento es “el punto de partida”, pero deberá aprobarse por Real Decreto. “No es un documento normativo ni coactivo, sino estratégico y planificador”, ha destacado la secretaria de Estado.

El borrador aborda la consolidación de la valoración económica de la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas, la necesidad de reforzar la coherencia de la gestión a escala nacional de la redes de espacios protegidos (terrestres y marinos), consolidar líneas de trabajo de conectividad ecológica y restauración de ecosistemas.

Convertir las ‘malas’ prácticas en prácticas ecológicas

Según el documento, “algunas subvenciones (todos los tipos de normativas y ayudas financieras que se establecen para mejorar la competitividad de determinados productos, procesos o regiones) tienen efectos perjudiciales, indeseados, sobre el patrimonio natural y la biodiversidad”.

El Libro Verde sobre la Utilización de Instrumentos de Mercado en la Política de Medio Ambiente y otras Políticas Relacionadas de la Comisión Europea recoge que la reforma o supresión de estas subvenciones podría convertir en el principal fondo público para el medio ambiente si estas ayudas se reinvirtieran en apoyo a prácticas que tuvieran efectos positivos sobre el empleo, sobre el desarrollo y sobre el patrimonio natural y la biodiversidad.

La Ley 42/2007 establece la identificación y eliminación o modificación de los incentivos contrarios a la conservación del patrimonio natural y la biodiversidad. Ribera ha subrayado la importancia de la promoción de medidas fiscales de incentivación de las iniciativas privadas de conservación de la naturaleza y de desincentivación de aquellas con incidencia negativa sobre la conservación de la biodiversidad y el uso sostenible del patrimonio natural.

Para la organización SEO/BirdLife, el presupuesto de 750 millones de euros resulta “insuficiente” ya que “el 65% destinado a biodiversidad está designado para la extinción de incendios, materia en la que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) no tiene las principales competencias”.

Además, según los ecologistas, el texto presentado debería hacer propuestas “más específicas” y con objetivos “más cuantificables”, como “mencionar la superficie de hábitat que habría que restaurar o cómo hay que mejorar los indicadores de biodiversidad”. El Plan debería contemplar también “todas las acciones a desarrollar por la Administración General del Estado, con muchas materias vinculadas al medio ambiente”.

El 50% de la especies desaparecerá para 2050

“Si seguimos así el 50% de todas las especies habrá desaparecido para 2050”, ha manifestado Ribera quien ha informado además que los vertebrados amenazados han pasado del 26% en 1992 a 30% en 2007.

Ante la pérdida de especies “sin precedentes” y el aumento del número de especies amenazadas (el 49% de los peces, el 30% de los anfibios, el 23% de los reptiles, y el 33% de las aves), es “urgente trabajar de manera decida para detener la pérdida de biodiversidad y afrontar la restauración”, ha apuntado la secretaria de Estado.

“Dependemos de la biodiversidad. El entorno que nos rodea es nuestra casa”, ha declarado Ribera. En España existen 80.000 taxones diferentes y cuenta con un millón de km2 de ecosistemas marinos en su superficie.

Para ello, el Plan consta de un diagnóstico, con las áreas identificadas como prioritarias, donde se refleja la situación actual de la biodiversidad en España, sus problemas y los compromisos –tanto nacionales como comunitarios e internacionales- que justifican la intervención.

El borrador está disponible en la web del Ministerio. A partir de hoy se abre el proceso de participación y consulta hasta el 15 de febrero de 2011.

You have no rights to post comments

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top