Las labores de reforestación del Cerro del Castillo tras el incendio de verano de 2009 en el municipio madrileño de Collado Mediano, han finalizado el pasado diciembre con la plantación de un total de 5.000 árboles.

Las especies repobladas son el pino silvestre, el pino pinaster, el pino negral, la encina, el enebro y el rebollo. De esta forma, se han plantado más del doble de los ejemplares dañados --2.200 árboles debieron ser retirados-- por los fuegos que el 21 de julio de 2009 asolaron un total de 36 hectáreas, 12 de ellas de superficie arbolada.

Para restaurar la zona quemada se debió apear y extraer todos los ejemplares dañados, además de eliminar y limpiar los restos vegetales del monte antes de las primeras lluvias de otoño. En total se extrajeron 600 metros cúbicos de madera quemada y dañada.
 

Una de las claves para que esta tarea se realizara de forma eficaz fue la rapidez con la que se llevaron a cabo los trabajos. "Es muy importante que para que una reforestación tenga éxito sacar pronto  la madera y retirar los restos del incendio que queden", ha destacado el director general de Medio Ambiente, Federico Ramos, que ha visitado la zona.

En esta línea también se ha manifestado la alcaldesa de Collado Mediano, María Rubio, que ha añadido el "empeño" de la Concejalía de Medio Ambiente en que se limpiase "cuanto enseguida todo lo quemado".

REGENERACIÓN NATURAL "MUY ABUNDANTE"

Tras extraer la madera quemada, se comprobó que se había producido una regeneración natural de vegetación "muy abundante", algo que la Consejería de Medio Ambiente atribuye a la "rápida intervención" de la Administración autonómica.

Después de las labores de limpieza, se llevó a cabo la plantación de los árboles, tarea que se debió de realizar de forma manual debido al terreno escarpado de la zona. Después de esta repoblación, se desarrollarán labores de mantenimiento de las plantas introducidas mediante desbroces de matorral invasor.

El incendio de verano de 2009 provocó la evacuación de cerca de 2.000 personas de las urbanizaciones colindantes, situadas a escasos metros de los lugares afectados por las llamas.

Para la extinción del fuego obligó la activación del Nivel 2 del Plan INFOMA, estado que se prolongó durante 35 horas, y la participación de más de 200 personas.

Asimismo, fue necesario el desplazamiento de 10 helicópteros y 40 dotaciones de bomberos entre bombas, nodriza y puesto de mando avanzado, además de dos hidroaviones y un helicóptero de gran capacidad movilizados por el Ministerio de Medio Ambiente.

You have no rights to post comments

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top