Una tortuga boba de más de 40 kilos que fue encontrada este verano con anzuelos clavados en el esófago ha sido soltada y devuelta este jueves al mar tras ser intervenida quirúrgicamente, curada y rehabilitada en el Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CAC) de Valencia.

La suelta se produjo en la playa de la Punta, situada en el Parque Natural de la Albufera, y en ella estuvieron presentes la directora general de Gestión del Medio Natural, Ángeles Centeno, y el director general de CAC, Pedro García Ribot, así como numerosos niños que quisieron despedir a la tortuga en su vuelta al mar.

Este ejemplar, una hembra de 44 kilos de peso y de edad mediana-adulta, fue encontrado el pasado mes de agosto varado en las piscinas de la "gasificadora" de Sagunto, con varios anzuelos clavados en el esófago.
 

La tortuga fue conducida al Arca del Mar del Oceanogràfic, donde se la intervino quirúrgicamente, se la cuidó y se la rehabilitó. "Cuando ya ha estado fuerte la hemos soltado al mar", indicó a Europa Press Televisión el director de CAC, quien destacó que una de las actividades "más gratificantes" del Oceanogràfic "es poder recuperar estos ejemplares".

En este sentido, García Ribot se mostró "muy satisfecho" de la actividad divulgadora de la ciencia marina del Oceanogràfic y también de "contribuir a la perpetuación de esta especie tan importante para el Mediterráneo".

Por su parte, la directora de Gestión del Medio Natural indicó que desde 1991 se han recogido unas 300 tortugas y que buena parte de ellas han podido ser recuperadas y devueltas al mar, "que es su medio".

Centeno explicó que la mayor parte de animales que se encuentran y que se trasladan a un centro para ser curados "entran por pesca de arrastre", mientras que el 18 por ciento presenta problemas provocados por anzuelos "de todo tipo". Además, añadió, también se encuentran tortugas desconcertadas o que han comido plásticos "y necesitan ayuda".

NIÑOS LIMPIAN PLAYA

La suelta de la tortuga se complementó con una limpieza de la playa de la Punta, en la que participaron numerosos voluntarios y los niños que asisten a la Escuela de Navidad del Oceanogràfic.

Así, Centeno destacó que los niños han limpiado la playa de todos los aportes que vienen del mar que, según dijo, "cada año son menos", lo que demuestra "que están mejor nuestras costas".

Los niños se mostraron encantados con su trabajo. Así, Inés comentó que han recogido plásticos en la playa para que las tortugas no sufran daños, ya que estos animales "comen plásticos" creyendo que son medusas.

Alicia, por su parte, explicó que ha recogido tapones de botella, plásticos y un tipo de algodón, mientras que Fran hizo un llamamiento a la ciudadanía para que "no tiren más basura a la playa" porque ésta "puede contagiar a las tortugas y otros animales".

You have no rights to post comments

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top